Volver a Consultas

Bicho

Según el profesor Corominas, la etimología de la voz <bicho> remite a la bestia latina, esto es, el ‘animal o fiera destinada a combatir contra los gladiadores en el circo’. No con otro significado emplea Catón, por ejemplo, la fórmula ueterina bestia, ‘animal de carga o transporte’.

Sin embargo, el ‘gusano o lombriz’ del lexema amaziq [W·K·W] se diría la referencia más parecida a la ‘sabandija, reptil pequeño o insecto’ que siempre ha constituido la primera acepción de <bicho> en las lenguas romances.

Que el tardío bestius, siglo XIII, se adjudicara a ‘cualquier animal’, también a los de pequeño tamaño, puede hacer pensar en un desplazamiento semántico acaso por analogía con el beššiw amaziq, pero no prueba necesariamente su relación etimológica con un <bicho> que cabe admitir para la forma palatalizada del bekkiw amaziq, como demuestra a su vez la variante bichoca o minhoca, en portugués, más difícil de explicar con el latinismo bestius.